Inicio Actualidad Forestalia adjudica a Acciona Industrial la construcción de la planta biomasa de...

Forestalia adjudica a Acciona Industrial la construcción de la planta biomasa de Cubillos del Sil

Forestalia ha adjudicado a Acciona Industrial el proyecto para la ejecución de la planta de generación eléctrica mediante biomasa agroforestal de Cubillos del Sil (León), con una potencia total de 49,9 megavatios.

La iniciativa cuenta con el apoyo de la Junta de Castilla y León, a través de la empresa pública Somacyl y del Instituto Financiero Sodical, en el marco del Plan de Dinamización Económica de las Comarcas Mineras.

Desde Forestalia han asegurado que será la planta con menores emisiones y mejor eficiencia de Europa, cumpliendo sobradamente no solo con la estricta normativa ya vigente, sino también con las últimas recomendaciones de la Unión Europea, de cara a los objetivos planteados por la Comisión Europea para el año 2020.

Dada la alta eficiencia de la planta, la empresa adjudicataria estima que será necesario el consumo anual de unas 300.000 toneladas de biomasa, cantidad mucho menor que la solicitada en la Autorización Ambiental Integrada.

La procedencia de esta biomasa será única y exclusivamente agroforestal, disponible gracias a las limpiezas ordenadas de montes y a la paja de cereal de cultivos del entorno.

MÁS DE MEDIO MILLAR DE EMPLEOS

La planta ocupará un espacio de unos 100.000 metros cuadrados en el Polígono Industrial de El Bayo y, de forma directa, supondrá la creación de unos 200 puestos de trabajo durante su construcción, y unos 50 empleos directos para la fase de operación. A estos empleos hay que sumar unos 300 puestos generados en limpiezas de montes, campos y transporte, además de otros servicios derivados de la producción, suministro y logística de la biomasa agroforestal.

Se alimentará de las astillas, troncos y fardos recogidos en la zona, lo que ayudará a la gestión forestal sostenible de los montes de Castilla y León, contribuyendo con ello a la prevención de incendios en los bosques aprovechados. También, de manera complementaria, consumirá biomasa herbácea, lo que aporta un recurso adicional para el sector agrícola de la zona.

Los trabajos de la planta comenzarán en la primera mitad de 2018, y se prolongarán durante todo el año 2019. El contrato supone una inversión inicial aproximada de 100 millones de euros, y se encuadra en los proyectos desarrollados tras la subasta de energías renovables realizada en enero de 2016, en la que Forestalia fue la mayor adjudicataria.