Inicio Actualidad Detenido de nuevo Yussuf Galán, uno de los primeros yihadista españoles

Detenido de nuevo Yussuf Galán, uno de los primeros yihadista españoles

La Policía Nacional ha vuelto a detener a Yussuf Galán González, “un histórico yihadista” que fue condenado por los atentados de Nueva York del 11 de septiembre y que estuvo en prisión en España hasta 2011 por integrar la primera célula de Al Qaeda desarticulada en este país, han informado fuentes policiales.

El Ministerio del Interior ha informado este miércoles a primera hora de la detención en Madrid de Yussuf Galán, de 52 años, por su presunta pertenencia a Daesh, grupo terrorista al que se habría adscrito en los últimos años tras su paso por prisión. La operación, que continúa abierta, se ha desarrollado bajo la supervisión del Juzgado Central Instrucción Número 2 en coordinación con la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Yussuf Galán, alias de Luis José Galán González, es un español reconvertido al islamismo que fue detenido en noviembre de 2001 a instancias del juez Baltasar Garzón en la denominada operación Dátil contra la red de Al Qaeda en España. Fue condenado a nueve años y medio por delitos de pertenencia o integración en organización terrorista y tenencia ilícita de armas.

La Policía le hizo un seguimiento durante todo este tiempo en libertad, acreditando que continuaba el adoctrinamiento intelectual para la captación de terroristas a los que adiestraba en técnicas operativas de combate. Entre otras pruebas, se han hallado vídeos en los que Yussuf Galán, de origen español, aparecía manejando armas blancas con gran destreza, acompañados de mensajes altamente explícitos dirigidos a la comisión de acciones terroristas.

Los investigadores consideran que Galán González había adoptado la posición de “cibersoldado” con el fin de consolidar y potenciar la estrategia de DAESH a través de la yihad virtual. Lejos de reconducir su conducta tras pasar por la cárcel, ha explicado Interior, el detenido había implementado sus acciones como parte de su compromiso con los postulados ideológicos y terroristas del grupo.

DETENIDO POR BALTASAR GARZÓN

En junio de 2011, el único español juzgado por los atentados del 11-S aseguró que estaba “comprometido con la justicia y la paz”. Tras fijar su residencia en Murcia, concedió una entrevista al medio ‘Islam en Murcia’ en la que se refería al atentado del 11 de marzo de 2004 en Madrid, “un punto de inflexión, un atentado tremendo, indiscriminado”.

Dicho esto, puntualizó que eso mismo estaba pasando “a diario en otros muchos países y en otros sitios”. “Creo que estamos condenados a vivir juntos todos los pueblos del mundo y pacíficamente, y no hay otra salida, es necesario”, señaló en esa entrevista.

Yusuf Galán recordaba entonces que, estando en la cárcel, tuvo oportunidad de hacer una “reflexión personal”, y reconocía que sabía que estaba haciendo “una actividad que en cierta manera podía ser molesta para el Estado”, que lo que defendía era los derechos humanos.

“He visto humanidad por parte de los internos, la he visto por parte de los funcionarios, y me ha devuelto mi confianza en el ser humano y saber que podemos convivir juntos”, señaló en esa entrevista, en la que insistió en que “no hay otra salida que vivir bajo el imperio de la ley, de la declaración de los derechos del hombre, que no es ajena al Islam para nada”.

DETENIDO EN MADRID

El Ministerio del Interior anunció este miércoles la detención en Madrid de un hombre de nacionalidad española y 52 años por su presunta pertenencia a DAESH, afirmando que difundía “contenidos yihadistas dirigidos a captar nuevos miembros y a adoctrinar a los ya captados en la comisión de acciones terroristas”.

En su comunicado, ha señalado que el hombre, cuya identidad es Yussuf Galán González, ya fue condenado por su integración en la organización terrorista Al Qaeda, subrayando que, una vez liberado en 2011, “había adoptado la posición de ‘cibersoldado’ con el fin de consolidar y potenciar la estrategia de DAESH a través de la yihad virtual”. Lejos de reconducir su conducta, el detenido había implementado sus acciones como parte de su compromiso con los postulados ideológicos y terroristas del grupo.

El detenido es “un histórico yihadista” y se trata del primer condenado en España por los atentados de Nueva York el 11 de septiembre. Tras más de nueve años en prisión por pertenencia o integración en organización terrorista y tenencia ilícita de armas, salió de prisión en mayo de 2011, según ha informado Interior.

A pesar de haber afirmado que “buscaba vivir en paz” y haber negado ser un terrorista, el arrestado continuó siendo objeto de seguimiento por parte de los agentes de la Policía Nacional, que detectaron que había renovado su compromiso desarrollando actividades para cumplir con los requerimientos de la Yihad Virtual o Electrónica y actividades de adiestramiento operativo de terceros dentro de la Yihad Violenta.

LABOR DE DIFUSIÓN MASIVA

Es más, el hombre arrestado había desarrollado un sofisticado ‘modus operandi’ virtual para llevar a cabo una activa labor de difusión masiva en Internet al objeto de no ser detectado.

Asimismo, Interior ha señalado que el arrestado hacía acopio de una importante cantidad de material que alojaba de manera simultánea en varios de sus perfiles, o a través de hilos de mensajería instantánea para alcanzar al mayor número de personas. Para ello empleaba el lenguaje virtual habitual en estos foros, comentando, linkeando o compartiendo contenidos como parte de la estrategia global del grupo terrorista de emplear la red mundial como medio para transmitir los valores ideológicos terroristas.

Junto a este adoctrinamiento intelectual, otro pilar en su estrategia delictiva era realizar el adiestramiento operativo en técnicas de combate de otras personas. Para ello, publicaba videos en los que él mismo aparecía manejando armas blancas con gran destreza, acompañados de mensajes altamente explícitos, dirigidos a la comisión de acciones terroristas.

ACONDICIONAMIENTO PSICOLÓGICO DE LOS RECLUTAS

El arrestado incidía especialmente en el acondicionamiento psicológico de los nuevos reclutas, a los que preparaba mentalmente para que finalmente mostraran su disposición a cometer atentados terroristas, amparados en mandatos divinos sobre el martirio.

La operación, que continúa abierta, se ha desarrollado bajo la supervisión del Juzgado Central Instrucción Número dos y coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Con esta detención, ascienden a 207 los presuntos yihadistas detenidos en operaciones realizadas en España y el exterior desde el 26 de junio de 2015, fecha en la que el Ministerio del Interior elevó a 4 el Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA).