Inicio Actualidad Cambio de hora octubre 2017 en España: ¿se adelanta o se atrasa...

Cambio de hora octubre 2017 en España: ¿se adelanta o se atrasa el reloj para poner el horario de invierno?

cambio-hora-reloj-atrasar-adelantar-horario-invierno-verano

Una buena noticia y una mala. La buena: en la noche del sábado al domingo dormiremos (o saldremos) una hora más. La mala: a partir de ahora anochecerá antes.

Y es que en la madrugada del domingo termina el horario de verano y empieza el horario de invierno: a las 3.00 horas serán los 2.00 horas. (En Canarias a las 2.00 horas será la 1.00).

El cambio de hora de verano a invierno se produce el último domingo de octubre en toda Europa, de acuerdo a la Directiva Comunitaria del Cambio de Hora, que es de obligado cumplimiento con el objetivo de lograr un ahorro energético.

Así, según estimaciones del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el potencial de ahorro en iluminación podría alcanzar en torno a 300 millones de euros, el equivalente al 5 por ciento del total. De esa cantidad, 90 millones corresponde al potencial de los hogares españoles, lo que supone un ahorro de 6 euros por hogar y 210 millones restantes se ahorrarían en los edificios del terciario y en la industria.

Esta costumbre de atrasar el reloj en hora en invierno y adelantarlo en verano se empezó a usar de forma generalizada en 1974 para poder aprovechar mejor la luz del sol (y consumir menos electricidad) tras la primera crisis del petróleo.

La Directiva Europea que rige el denominado ‘Cambio de hora’ fija que el horario de verano comienza en el último domingo del mes de marzo y que termina el último domingo de octubre.

De este modo, a partir del próximo domingo recuperaremos la que se considera hora oficial en España, que es ir una hora por delante del tiempo que marca el meridiano de Greenwich (Greenwich Mean Time GMT).

Recuerda que si tienes marcada en el móvil la pestaña ‘Zona horaria automática’ -algo que suele estar por defecto–, el cambio de horario se hará de forma automática.

Esta medida no solo se adopta en España, sino que se lleva a cabo en unos 70 países en todo el mundo. Japón es el único país industrializado que no se ha adaptado aún a esta normativa. En concreto, se aplica en todos los países de Europa, América del Sur, África y en algunas zonas de Estados Unidos y Canadá.