¿Te imaginas ir en un vuelo y que de repente todos los viajeros se lleven un regalo por la cara? Eso es lo que les ha ocurrido a los pasajeros del vuelo de Iberia que cubrió la ruta Madrid-Coruña este lunes a las 7 de la mañana.