Inicio Actualidad Los monos del popular Parque de Cabárceno se van de fiesta

Los monos del popular Parque de Cabárceno se van de fiesta

Los macacos de Gibraltar se mueven constantemente en busca de frutas, hojas, raíces o insectos. En el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, en Cantabria, habitan aproximadamente entre 20 y 30 individuos de esta especie que se mueven a sus anchas, tanto, que informan los medios locales, de sus visitas a uno de los pueblos vecinos.

Desde hace algunos días, el Diario Montañés viene informando que los vecinos de Obregón ven como alrededor de 25 ejemplares de este tipo de primates salen del recinto y se acercan al pueblo. Lejos de resultar un incordio, se han convertido en una curiosa atracción.

Estos ejemplares son tan especiales, que hasta comparten la comida con otros animales, dan alimentos a otros de manera intencionada, dándolos con la mano, como haríamos cualquiera de nosotros. De hecho, en esta especie, los macacos, aún no ha sido detectadas estas conductas altruistas

Lo que ocurre es que, puntualmente, han encontrado una zona aún más atractiva, muy cerca de la senda verde que discurre por el antiguo ferrocarril de Ontaneda. Una cantera llena de nueces, castañas y manzanas silvestres y unos vecinos que cuando les ven se acercan para darles galletas y chocolate.

Después de varias jornadas consecutivas viéndoles jugar y alimentarse, ya hace varios días que una de las vecinas les ha perdido la pista. «Suelen estar por ahí saltando. Se han convertido en los amos de la cantera. Se suben a los árboles y les gusta hacer rabiar a unos perros que tienen en una finca. Les tiran comida, ramas de los árboles…», apunta. Porque si la convivencia con las personas es más que cordial, a los canes, y especialmente a un labrador, les tienen hartos.