Inicio Actualidad Los terrenos quemados en Galicia no podrán recalificarse hasta dentro de 30...

Los terrenos quemados en Galicia no podrán recalificarse hasta dentro de 30 años

No se pueden recalificar en 30 años y las excepciones no se podrán aplicar.

Foto de archivo

Los incendios de Galicia han provocado que se vuelva a difundir el rumor de que los fuegos forestales se provocan para poder recalificar el suelo. Estos temores se basan en la Ley de Montes aprobada en 2003 y reformada en 2015. Esta normativa prohíbe construir durante 30 años en las áreas forestales quemadas. Contempla excepciones, pero no se podrían aplicar en casos como el gallego o el del incendio de Doñana, cuando también se difundió este rumor.

Según la ley, no hace falta esperar estos 30 años para recalificar las áreas que hayan ardido cuando concurran “razones imperiosas de interés público”, que han de especificarse en una ley autonómica. Theo Oberhuber, portavoz de Ecologistas en Acción, descarta a Verne esta causa para los incendios: “Ni en Galicia, ni en Asturias, ni en Castilla y León se ha desarrollado esta ley autonómica, por lo que no se puede afirmar que los incendios se deban a fines especulativos”.

La ley gallega, aprobada en 2012, recoge que “en terrenos afectados por incendios forestales, no podrá producirse un cambio de uso en 30 años”. También contempla excepciones, pero solo para cambios “previamente aprobados” o en trámite de aprobación. Es decir, no haría falta provocar ningún incendio, ya que esta posible recalificación sería previa.

Todo esto no quita que se haya criticado el hecho de que la ley contemple la posibilidad de excepciones. “En la actualidad, no, pero en su momento la recalificación de suelos sí fue una causa importante de incendios”, explica Oberhuber, que defiende que se elimine la posibilidad de excepciones antes de que lleguen a regularse. En junio, Podemos anunció en el Congreso y el Senado una modificación de la ley de Montes para “prohibir taxativamente” y sin excepciones la recalificación de los terrenos forestales arrasados por los incendios.

Estos mensajes se difunden con cada gran incendio, compartiéndose sobre todo a través de redes sociales y WhatsApp, y a pesar de que se han desmentido en más de una ocasión. A menudo se comparte el pantallazo de alguna de las noticias publicadas en 2015 tras la reforma de la ley, aunque quedándose con el titular y sin compartir el texto completo, donde sí está toda la información.