Inicio Actualidad Las formas de robar a los turistas en España

Las formas de robar a los turistas en España

Digital de León

Cómo roban a los turistas en los sitios con más afluencia de gente es una incógnita que deberíamos conocer.

Las vacaciones están aquí y España es uno de los sitios elegidos para veranear. Miles y miles de turistas se concentran en los principales lugares de interés de cada ciudad. Por lo que los carteristas, bandas de ladrones, delincuentes y demás están al acecho.

Conocer los trucos que tienen para robarte será un arma a tu favor.
“España tiene una media de cinco millones de visitantes”

Entre los servicios y cuerpos de seguridad de los diferentes países se intercambian las últimas novedades, así conociendo estos datos podrán cazar más facilmente a los malechores.

Una recomendación antes de viajar es acudir a la embajada y consultar las recomendaciones de cada país de destino.

Viajar al país Francés
Viajar a Francia es el destino soñado por miles de personas, y el Gobierno francés se esfuerza enormemente para ofrecer la mayor seguridad a sus turistas también cultural y económica”

Los datos nos muestran que el principal altercado que sufren los turistas al viajar a este país son los robos, pero “con violencia mínima”.

En sitios como trenes, subterráneos o lugaros ocultos aprovechan del “descuido”.

En EEUU tienen una página web que te ofrecerá toda la información de todos los países a nivel mundial sobre seguridad al viajero completísima web.

Si has alquilado un apartamento en Francia también existen numerosos robos en viviendas, sobre todo las que están vacías por vacaciones.

Advertencia especial la que realizan los alemanes a los que viajen en caravana recomiendan limitarse a hacer noche en camping vigilados. Desaconsejan dormir en “áreas de descanso, especialmente en las carreteras que van del norte al sur, al sur de Francia o a España, y en todo el sur de Francia, no es recomendable por la actividad de bandas organizadas”.

Turismo en España
Los principales países del mundo siguen alertando antes sobre el historial de atentados terroristas de ETA –aunque también señalan el cese de su actividad- que de la probabilidad de sufrir robos en España. No obstante, admiten que en las principales zonas turísticas sí que hay crímenes, destacando que en ciudades como Madrid o Barcelona, hay “ocasionales ataques violentos” a los turistas hasta el punto de requerir “atención médica” en varios casos, asegura la embajada americana.

La delincuencia y los robos se centran en los principales focos de interés turístico: “monumentos, restaurantes, terrazas, vestíbulos de hoteles, zonas costeras y de playa, autobuses urbanos, metro, estaciones de tren, aeropuertos, y cajeros automáticos”.

En las zonas sensibles, los ladrones trabajan en equipo de dos, o incluso más, y utilizan innumerables tácticas de distracción. En particular, la policía llama la atención sobre la presencia en las grandes capitales de un ladrón encargado de distraer mediante un pequeño accidente: derrame de café o un refresco sobre la víctima, taparle la cara con un mapa, o simplemente chocar y disculparse al instante, mientras un tercero se encarga de robarle.

Sorprende la táctica que añade la guía de seguridad de la embajada de Estados Unidos en Madrid: algunos ladrones podrían ayudarle a “limpiar excrementos de aves” que supuestamente han impactado contra la víctima, aunque en realidad las habrá lanzado “un tercer cómplice visible”. En esta línea añaden el dejar “caer monedas o llaves” en los pies de la víctima para que usted se distraiga recogiéndolos y otra persona robe sus pertenencias.

No obstante, la misma embajada citada asegura que las “agresiones físicas raras veces ocurren” entre los turistas que visitan España. Más alertas: robos a transeúntes desde las motos –especialmente de quienes pasean distraídos con tablets o telefónos-, o “tirones” al bolso o cartera de la víctima que de inmediato pasa a un cómplice que sale corriendo en otra dirección.

“La embajada de Estados Unidos en Madrid ha recibido informes de coches que en autopistas –de acceso limitado- están siendo detenidos por policías sin identificar. La policía española no funciona de esta manera. Animamos a los ciudadanos estadounidenses a pedir un agente de policía uniformado si le abordan”. Estas mismas denuncias han llegado a la embajada de Francia en Madrid: “La Comunidad de Madrid está experimentando un aumento de robos por parte de falsos policías”. Se habla de un “coche camuflado” que da el auto al vehículo blandiendo “una placa de policía” y se dispone a revisar el coche “bajo el pretexto de buscar drogas”. “Se recomienda a los viajeros evitar llevar consigo grandes cantidades de dinero en efectivo”, concluyen.

Francia alerta también a sus ciudadanos sobre el regreso desde Marruecos al paso por la frontera española. Recomienda no dejar sin vigilancia el vehículo e inspeccionar detenidamente el interior si lo ha hecho, para evitar verse involucrado, “sin saberlo, en transporte de inmigrantes ilegales o de drogas”.

En cuanto al ocio nocturno, resalta el peligro de desatender las copas: se han registrado incidentes graves en los que los criminales han introducido drogas en las bebidas de sus víctimas. La policía también alerta sobre drogas peligrosas en entornos de ocio nocturno: es el caso de la llamada “droga de la violación” o Rohyonol, una pastilla para dormir de acción rápida y que provoca amnesia sobre lo ocurrido en la víctima.

Viajar a Italia
Antes de señalar al conocido “carterismo” italiano, las autoridades de diferentes países recuerdan que entre los peligros de Italia destacan los terremotos –desde Nápolés hasta Asís-, los volcanes, el terrorismo o la violencia política; aunque advierten de que suelen tratarse de asuntos locales que no tendrían por qué afectar a extranjeros salvo como daños colaterales. En particular, la mafia opera especialmente en el sur del país. No hay registros de ataques a turistas, aunque en ocasiones también pueden resultar dañadas personas ajenas a la disputa, al verse en medio de un tiroteo, un incendio o una explosión.

Al igual que en el caso español, algunos ladrones italianos actúan en compañía y son especialistas en generar confusión para robar a sus víctimas. En una rutina registrada en varias ocasiones en sitios turísticos –video: recopilación de robos por distracción en centros turísticos-, un ladrón tropieza o tira algo sobre la víctima, un segundo ayuda a la víctima para limpiar lo derramado, y un tercero se lleva discretamente las pertenencias de la víctima.

Viajar a Turquía
La principal advertencia al turista que vaya a viajar a este país, uno de los principales destinos de vacaciones del mundo, es ser consciente de que el nivel de amenaza terrorista es alto. La frontera siria permanece cerrada, excepto para comercio o emergencias humanitarias, pero tanto las zonas del mediterráneo, Kastamonu, Estambul, o Ankara, siguen teniendo una actividad terrorista alta muy reciente.

En cambio, en lo que se refiere a delincuencia común, el riesgo es bajo en Turquía.

Estas pequeñas recomendaciones te servirán para reducir el riesgo de sufrir un robo, disfruta de tu viaje.