Inicio Actualidad Tres nuevas unidades de gestión clínica entre León y Bierzo

Tres nuevas unidades de gestión clínica entre León y Bierzo

La Unidad de Raquis (columna) del Complejo Asistencial Universitario de León (Caule) —servicio de referencia para toda la Comunidad— y los servicios de Neumología y Psiquiatría y Salud Mental del Hospital del Bierzo llevarán a cabo desde octubre la gestión clínica, una iniciativa rechazada por los sindicatos que temen una privatización como consecuencia del nuevo modelo. El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, anunció oficialmente ayer en Valladolid las quince unidades de gestión clínica que han sido aprobadas oficialmente para trabajar de manera independiente, bajo la única supervisión de la Gerencia de los hospitales. El consejero negó que las unidades de gestión clínica supongan un paso atrás de la sanidad pública y defendió su puesta en marcha como medio para reducir las listas de espera e ingresos, como ha ocurrido, según la administración, en las dos experiencias piloto que pusieron a prueba este sistema en los hospitales de Zamora y Valladolid.

El consejero aseguró que habrá incentivos económicos a largo plazo para los profesionales sanitarios, siempre y cuando se consigua ahorrar y hacer más eficientes y eficaces los servicios y abrió la puerta a la incorporación de nuevas unidades en un futuro. La consejería ya está valorando la solicitud de otros servicios hospitalarios y de Atención Primaria que quieren incorporarse a este sistema de autoadministración de recursos.

El objetivo es dar más capacidad de decisión a los profesionales de la sanidad desde el punto de vista de la gestión para mejorar un modelo que, según insistió ayer el consejero, seguirá siendo «público, gratuito y universal», algo que varias organizaciones sindicales han puesto en duda en reiteradas ocasiones.

El consejero lamentó que exista cierto «conservadurismo» en determinadas organizaciones sindicales y defiende la necesaria actualización de la atención sanitaria para conseguir una mejora del modelo, «que seguirá siendo público al cien por ciento», destacando que los profesionales podrán elegir la adhesión o no al nuevo modelo.

La intención de la Consejería es aprobar formalmente la estas unidades desde el mes de octubre y, de momento, serán quince las unidades que arrancarán esta nueva forma de organización, cuyo principal objetivo es continuar mejorando el actual modelo sanitario.