Inicio Curiosidades La especialización como ventaja competitiva

La especialización como ventaja competitiva

Compartir
71923531

La cantidad de empresas que existen actualmente en cualquier sector económico hace que la competencia para lograr que un cliente se fije en tu negocio se vuelva un objetivo prioritario, ya que, de no ser así, podrías caer en un problema que se puede agravar con el tiempo, consiguiendo que llegues a la quiebra en muy poco tiempo, puesto que debes competir no solo con pymes de tu mismo sector, sino también con grandes marcas que gracias a sus campañas publicitarias y su aceptación por parte de los clientes.

Pero existe una posibilidad no solo de flote, sino de ser una marca pionera, consiguiendo un éxito mayor de lo que en un principio te habías propuesto. Esta posibilidad se llama especialización y vamos a hablarte en qué consiste y como funciona a la hora de conseguir una mayor ventaja competitiva.

Booking.com

¿Qué es la especialización en tu empresa?

Cuando utilizamos el término especialización en una empresa nos queremos referir a que, en vez de dedicarse a todo el sector en el que se podría catalogar ese negocio, centrar sus ventas o servicios en algo particular, y hacerse experto en esto. Para ponerte un ejemplo, cuando vas a un supermercado te encuentras muchos productos a la vez, todos ordenados, pero sus trabajadores habitualmente no conocen de ellos todas sus propiedades o características, debiéndote hacer una idea sobre lo que vas a comprar, ya sea una televisión, un teléfono móvil o incluso una marca de cerveza.

Sin embargo, si montas una tienda física u online de venta de cervezas, por ejemplo, en la que puedas hablar con todo lujo de detalles de las características de cada producto, aquellos que aprecian esta bebida, se dirigirán a tu negocio porque tienes más y también porque conoces el sector mejor que nadie. Para hablarte de un caso real, un ejemplo es el servicio de furgonetas de renting de AutoLease, puesto que no existen empresas de alquiler de vehículos que entre su flota se pueda contratar furgonetas tanto a nivel particular como a nivel empresarial, dando un servicio especializado y muy profesional.

¿Cómo puedo especializar mi empresa?

Una vez que hemos resuelto tu duda sobre qué es la especialización, te vamos a dar unas pautas para cómo hacerlo y ganar ventaja competitiva con otras empresas de tu sector.

Estudio de mercado

Lo primero que tienes que hacer ante todo es hacer un estudio de mercado, además claro está de saber en que sector te quieres mover. Una vez que tienes el sector a lo que te gustaría dedicarte y crear tu proyecto, tienes que saber que tendrás en posición bastante información, aunque no lo creas, sobre todo referente al tipo de cliente al que vas a atraer. Es decir, si te vas a especializar en carritos de bebé, estarás descartando a personas que no llegan a los 25 años y aquellos que sobrepasan los 40, teniendo un rango de edad con los que trabajar, esto ocurre con todos los sectores, tanto si hablamos de edad, sexo, o incluso nivel económico.

Cubre necesidades

Una vez que tienes todo esto, tienes que buscar e investigar alguna necesidad que no esté cubierta actualmente, es decir, un producto o servicio que nadie más lo oferta, y si lo hace, se hace de mala calidad y sin respetar al cliente, con precios caros o un servicio que deja mucho que desear. Si has detectado esto, tienes que enfocar tu proyecto hacia este sector, consiguiendo atraer a la clientela, haciéndole ver que tu producto es mucho mejor, más barato y con mayor calidad de los que te ofrecen.

Algo así ocurre por ejemplo en el mundo de la cerrajería, ya que puedes encontrar en cada ciudad decenas de cerrajeros, pero en ocasiones este trabajo no es del todo satisfactorio. Sin embargo, como ocurre con el servicio urgente en Sabadell, son cientos los clientes que aprecian a esta empresa porque cumple con lo que vende, diferenciándose y especializándose en un sector que, a pesar de haber muchos, ha creado un remedio para la necesidad que existía.

Innova en tus productos

Aunque en las décadas anteriores se innovaba en los productos y artículos que se ponían a la venta, no llegábamos a apreciar todos los modelos que teníamos ante nosotros, ya que a nuestras tiendas físicas solamente llegaban una pequeña parte, sin embargo, con el auge de internet y de las tiendas virtuales, cada vez es más habitual encontrar todo tipo de artículos, incluso venidos de China o de otros rincones del mundo, lo que hace que innovar nos cueste mucho más.

Todo esto se consigue con un equipo cualificado que haya estudiado e investigado todo lo que el cliente necesita, además de buscar algo útil a la par que diferente. Es común encontrarnos con productos absurdos que tienen su momento en las ventas, pero que con el paso del tiempo quedarán relegadas al olvido y por lo tanto, dejarán de generar dinero. Sin embargo, si encontramos un producto que nos de todo lo que buscamos, y que, además, pueda permanecer en el Top de ventas, podremos sentirnos satisfechos porque hemos creado un tipo de artículo que pase el tiempo que pase, seguirá vendiendo por sus prestaciones.

En esta ocasión tenemos el ejemplo de mesasdeco.com, que se ha especializado solo en mesas, pero dan un producto de calidad, con diseños muy atractivos e innovadores, pero que, aunque pasen 100 años, seguirán estando de moda y siendo funcionales.

Sé una referencia

A veces tienes que arriesgarte y lanzarte a la piscina para lugar aquello que anhelas. Puedes incluso pensar que no vas a triunfar en el sector, sin embargo, ponte en el lugar de empresas que ahora son líderes en el sector, como es el caso de Apple, Google o Facebook, habiendo empezado con una idea revolucionaría, en la que pocos creían pero que al final, han llegado a ser una referencia en el sector, ganando miles de millones.

Un ejemplo se encuentra en las empresas que promocionan albergues en Londres y en otros países europeos, ya que, lo habitual siempre es buscar hoteles en estas ciudades, pero nos encontramos en que los jóvenes (y no tan jóvenes) prefieren viajar barato, sin tener todos los lujos de un hotel, pero teniendo lo básico para poder quedarse a dormir.