Inicio Política y economía Se abren nuevas oportunidades para Castilla y León

Se abren nuevas oportunidades para Castilla y León

Compartir

El director general de Energía y Minas de la Junta de Castilla y León, Ricardo González Mantero, y el director general de la Fundación Gas Natural Fenosa, Martí Solà, inauguraron hoy el seminario La transición energética y el mercado eléctrico, en el Museo Patio Herreriano de Valladolid.

El director general de la Fundación Gas Natural Fenosa, Martí Solà, manifestó que “una transición energética requiere tiempo y recursos”. Defendió a su vez que “el sector energético abre un amplio abanico de oportunidades económicas, también para Castilla y León”. “Se trata de un área muy atractiva para el emprendimiento desde el punto de vista de la búsqueda de la eficiencia energética y el respeto al medio ambiente”. Solà se mostró convencido de que el futuro energético de España debe pasar por “todas las energías”.

Cambios operados en el modelo energético y su impacto en el mercado

El director de Operación de Red Eléctrica de España, Tomás Domínguez, argumentó que la integración de las renovables es una historia de éxito que continúa siendo una referencia mundial. “España ha conseguido cubrir más del 40% de su demanda eléctrica anual con energías renovables, ha logrado que la tecnología eólica se posicione como la primera en el mix de producción durante algunos años, ha cubierto más de un 80% de la demanda en momentos puntuales mediante renovables, y todo ello sin comprometer nunca la seguridad y calidad de suministro a lo largo de más de dos décadas de superación constante de nuevos retos y a pesar de la escasa interconexión con el resto del sistema europeo”.

La experiencia nacional e internacional

El director del equipo de Energía de Accenture Strategy, Antón Riestra, explicó que el mercado eléctrico español, como el de muchos mercados internacionales, ha seguido hasta ahora una estructura similar, en la que grandes plantas generadoras suministraban la electricidad necesaria a los consumidores a través de un sistema de transporte y distribución que era retribuido de manera regulada. “En los últimos tiempos estamos viendo una serie de tendencias que están poniendo en cuestión esa estructura tradicional y que plantean la necesidad de introducir cambios en las interacciones que se producían. Estas tendencias están dando lugar a nuevos modelos de negocio”.

Para finalizar, el director de Seguimiento del Mercado de OMIE, Juan Bogas, destacó que los objetivos futuros del sector eléctrico son cumplir con el acuerdo del COP-21, afrontar los cambios de la electrificación de la economía y gestionar el incremento de energías renovables”. Para llegar a estos objetivos, aseguró, los mercados “deben incrementar su flexibilidad con un diseño correcto e integrar los mercados mayoristas de manera eficiente en el sistema europeo, lo que llevará a que la electricidad sea una commodity”. “El gran reto será la integración de la demanda”, concluyó.

Digital de León