Inicio Vadiniense La República de Cistierna en guerra con Alemania desde hace 100 años

La República de Cistierna en guerra con Alemania desde hace 100 años

Casi 100 años después de la proclamación de la República de Cistierna, que apenas duro 48 horas, se declaro oficialmente la guerra a Alemania dentro de la I Guerra Mundial, y el amnistió nunca se firmó.

Compartir
cistierna_siro_sanz
La plaza del Ayuntamiento de Cistierna. Foto: Siro Sanz.

El pasado mes de agosto se cumplieron 100 años de la proclamación de la República de Cistierna por los mineros de Sabero amotinados en la huelga de 1917.

“Por la presente queda declarada la guerra a su nación y sus aliados. El Presidente de la República. Cistierna, 14 de Agosto de 1917”.

Este pudo ser el texto del imaginario telegrama que el embajador alemán en Madrid leyó con sorpresa hace casi 100 años. Aquel miércoles de agosto tuvo lugar uno de los acontecimientos más relevantes, curiosos y desconocidos de la historia de la comarca de Sabero-Cistierna, la proclamación de la República en Cistierna y la simultánea declaración de guerra a Alemania y sus aliados en la Primera Guerra Mundial.

De este suceso no queda ningún rastro en los archivos de la zona y su reconstrucción sólo puede hacerse a la luz de lo publicado por el historiador Julio de Prado y los recuerdos de los más viejos del lugar.

1917, año en el que reinaba Alfonso XIII y Eduardo Dato era presidente del gobierno, fue un año de duras convulsiones sociales que desembocaron en una convocatoria de huelga general para el día 14 de Agosto. Si bien esta huelga (conocida en la comarca como la huelga del hambre), apenas tuvo resonancia a nivel nacional por las fuertes medidas de represión adoptadas por el ejército, no ocurrió lo mismo en el Valle de Sabero donde el Sindicato Católico y la UGT supieron canalizar el descontento de cientos de mineros que veían peligrar sus puestos de trabajo.

Así los huelguistas iniciaron una marcha desde el Valle que culminó con la toma de la Casa Consistorial de Cistierna -municipio al que pertenecía Sabero entonces- y la inmediata proclamación de la República desde su balcón principal.
Inmediatamente después se procedió a la formación del gobierno, del que tan sólo se conoce el apellido de su presidente, Lasso, y del ministro de asuntos exteriores, Diego Rozas Reyero, activo sindicalista nacido en Olleros y fiel seguidor de los postulados de Pablo Iglesias, que adquirió sus ideas revolucionarias en su destierro en América.
Una de las primeras medidas adoptadas por este incipiente gobierno fue nada menos que la declaración de guerra a Alemania y sus aliados en la Primera Guerra Mundial: Austria-Hungría, situándose del lado de Francia, Rusia y el Reino Unido.

EL FIN DE UN SUEÑO

La euforia por la nueva república no duro mucho. El Gobierno Civil de León al tanto de la sorprendente noticia movilizó al Regimiento de Burgos, quien a pesar de los destrozos infringidos en las vías del tren por los mineros consiguió llegar a Cistierna el día siguiente. Los soldados, al mando de los apodados “Capitán Loco” y “Teniente Veneno” se desplegaron por la villa y tomaron la casa consistorial, consiguiendo sin embargo muchos de los huelguistas huir hacia los montes cercanos.

Controlada la situación las tropas se desplazaron al Valle de Sabero donde al haber huido los cabecillas de la revuelta les bastaron algunos tiros al aire para llegar a Olleros, destruyendo allí el centro sindical, vivero del que había surgido el sueño de una república libre y democrática que apenas duró cuarenta y ocho horas.